AMPLIA VICTORIA DE LA OFICIALISTA CARRERAS EN RÍO NEGRO

La candidata de Juntos Somos Río Negro logra un 52,49% de votos con el 93,56% de mesas escrutadas. Es la primera mujer en ser gobernadora. El kirchnerista Soria, 35,08%. Matzen (Cambiemos), 5,67%.

Arabela Carreras se impuso este domingo a la noche en las urnas y resultó electa gobernadora de Río Negro, por lo que sucederá a quien la designó como candidata del oficialista Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, quien, a último momento, no pudo competir por un nuevo mandato a raíz de un fallo judicial.

Con el 93,56% de las mesas escrutadas, la ministra de Turismo y Cultura obtenía el 52,49% de los votos, seguida por el peronista Martín Soria (Frente para la Victoria) con el 35,08% y, muy detrás, la radical Lorena Matzen con el 5,67%.

Con una participación en las urnas del 73,84% sobre un total de 545.726 electores habilitados en el padrón, se repitió en Río Negro el escenario que ya se había registrado el mes pasado en Neuquén, con fuerzas provinciales que logran revalidar su supremacía en las urnas, rompiendo así la polarización que se proyecta a nivel nacional entre Cambiemos y el kirchnerismo.

Desde la Casa Rosada respiraron aliviados al conocerse los primeros datos del escrutinio, que aventó el temor de que se impusiera el candidato que contaba con el apoyo de Cristina Kirchner.

Sin posibilidades de pujar por la gobernación con una candidatura propia que nunca remontó vuelo en las encuestas previa, el premio consuelo para el Gobierno era que la líder de Unidad Ciudadana no tuviera un triunfo para mostrar en el rally de elecciones previas a la presidencial.

De hecho, varios dirigentes de Cambiemos no disimularon su apoyo a Weretilneck, quien siempre cultivó buena relación con la administración de Mauricio Macri, aunque en campaña el gobernador y su candidata se cuidaron de no pegarse a la figura presidencial, que viene de capa caída en los sondeos de opinión por la irregular marcha económica.

Ni bien conoció los primeros guarismos que arrojaba la carga oficial de los votos, Matzen reconoció la derrota, pero aprovechó para expresar su malestar por el doble juego de la Casa Rosada y calificó de "lamentable" que allí "se festeje" un triunfo de un candidato ajeno a Cambiemos.

"Lamento mucho que se festeje desde la Rosada, porque desde acá estuvimos defendiendo las banderas del Gobierno nacional. Especialmente algunos dirigentes que expresaron su acompañamiento al espacio que hoy gobierna. Eso me parece lamentable", señaló la candidata de Cambiemos en declaraciones televisivas.

Desde el centro de cómputos de Juntos Somos Río Negro en Bariloche, Carreras tomó el micrófono para agradecer el apoyo recibido, prometió que su futuro Gobierno será de "continuidad" y reconoció el liderazgo de Weretilneck.

"Claramente no he llegado aquí sola. Ya lo he dicho. Si hoy estamos aquí, es porque hay miles de rionegrinos y rionegrinas que han construido un proyecto político en todo el territorio de la provincia y que han hoy decidido que ese proyecto político tiene continuidad. Es un sueño que va a tener continuidad en Río Negro, porque es un sueño que nos incluye a todos y todas", afirmó.

Y agregó: "Este sueño lo comenzó y lo continua Alberto Weretilneck. El reconocimiento de todos nosotros hacia su figura es un reconocimiento a aquél que ha sabido construir algo inclusivo y que ha hecho escuela".

La flamante gobernadora comentó a Cadena 3 que se comunicó con el actual gobernador a penas estuvieron los primeros resultados: "Estaba muy contento. Más allá de expresar nuestra alegría, no pudimos profundizar mucho más. Fue conmovedor y ambos tenemos la sensación que todos los pueblos, parajes y ciudades nos han ratificado. Estamos conmovidos", dijo Carreras.




SEGUI LEYENDO...

Menu