MAMÁ ATLÉTICA: CÓMO LOGRAR UN EMBARAZO SALUDABLE CUIDANDO LA FIGURA

El entrenamiento durante todo esa etapa de la mujer ayuda a evitar síntomas, a tener un parto seguro, un bebé sano y el regreso al cuerpo deseado. La historia en primera persona de Juliana Marsón, la mamá de Justina que entrenó hasta tres días antes del nacimiento de su beba y a los ocho meses de nacida ya compite en maratones.

Entrenar durante el embarazo puede parecer una tarea titánica. Sin embargo, tiene sus beneficios para llevar los nueve meses sin problemas y recuperar la figura antes de tiempo.

La profesora de Educación Física, Juliana Marsón, entrenó hasta el anteúltimo día del embarazo de su hija Justina sin complicaciones y hoy luce una figura espléndida. "Justina y yo estamos fantásticas, tuvimos el mejor de los partos y fue gracias al entrenamiento físico que todo resultó bien", comentó la atleta a VOZ MUJER.

Juliana corre todos los días y entrena acompañada por su bebé, compartiendo cada momento juntas. "El entrenamiento durante todo mi embarazo me sirvió para evitar las dolencias naturales que aparecen durante esta etapa. Evité el aumento de peso, el cansancio, los calambres, la diabetes gestacional y la preeclampsia. También me ayudó a controlar la ansiedad, a despejar la mente, a estar de buen humor. También con dolores típicos del embarazo como espalda, columna y cintura. Siempre hice caso a mi cuerpo, lo que me pidió y lo que necesitaba".

La futura mamá entrenando en el séptimo y octavo mes de embarazo

Trimestre a trimestre

El entrenamiento físico de Juliana fue cuidado desde el día en que se enteró que estaba embarazada. Con una hernia inguinal, el ginecólogo le recomendó a la mamá de 32 años que su parto sería por cesárea. Con estos planes, Juliana organizó cada trimestre de entrenamiento.

Con un peso saludable y una vida activa, esta profesora de educación física era una habitué de las pesas y el running, pero cuando llegó la noticia del embarazo los planes empezaron a cambiar. "En el primer trimestre mi ginecólogo me recomendó que dejara los ejercicios de impacto como correr, saltar y hacer trabajos de fuerza así como evitar cargas. Podía caminar y andar en bicicleta ya que en ese momento se produce un aumento progresivo del útero y hay una mayor demanda de nutrientes y oxígeno por parte del bebé. Además, era una forma de evitar el desprendimiento del feto", dijo Juliana. 

Con esta nueva forma de entrenar, la primeriza esperó el segundo trimestre con algunos cambios en el levantamiento de pesas. "Elegía las pesas más livianas, sumé mucha caminata, dejé de correr y opté por la bicicleta fija", explicó.

En esta etapa Juliana también eligió el yoga para trabajar la flexibilidad y elongación de los músculos del cuerpo para un parto más confortable. "Era una manera de tener fortalecidos los músculos, especialmente los de la pelvis".

En el tercer trimestre, con el cansancio un poco más presente, "los ejercicios fueron cada vez de menos intensidad y más tranquilos. En ese momento sumé las pelotas y bandas elásticas", recordó.

Con 3.250 kilogramos, 52 centímetros y excelente salud, Justina se adelantó solo un día al parto por cesárea como se había planificado. A pesar de esas horas de ansiedad, la bebé nació en el mejor de los estados. "Fue un parto feliz y mi recuperación de igual manera".

A los ocho meses del nacimiento de su hija, Juliana recuperó su cuerpo por completo. "Al mes empecé a caminar y a los dos meses volví a entrenar, despacio pero aumentando el peso de las pesas y mi rutina. Hoy, a 8 meses, recuperé mi figura y mi salud es óptima, hasta me doy el gusto de participar en maratones sin problemas", concluyó.

Justina acompaña a mamá a entrenar  

La importancia de la fuerza abdominal

Para la reciente mamá, "es importante mantener fortalecidos los músculos de la espalda, así como abdomen y lumbares porque cuando la panza empieza a crecer y se aumenta de peso, la gravedad se traslada hacia adelante y ese fortalecimiento ayuda a no estar encorvado".

"Los ejercicios de tren superior y abdomen promueven además una postura adecuada y los de fortalecimiento de pelvis ayudan al momento del parto", concluyó.




SEGUI LEYENDO...

Menu