EMPRESARIOS LOCALES ADVIERTEN QUE NO PODRÁN PAGAR EL BONO DE FIN DE AÑO

"El Gobierno debería pensar un poco más en cómo solucionar sus problemas y no tirarle estos problemas al empresariado", dijeron desde las cámaras de industriales metalúrgicos y comercio sobre la compensación de $ 5.000.

Cámaras empresariales del comercio y la industria advirtieron ayer que algunos sectores no podrán hacer frente al pago del bono de fin de año por $ 5.000 impulsado por el Gobierno.

Consultados por LA VOZ DE SAN JUSTO que existe "preocupación" entre los comerciantes locales y cargaron contra la gestión Mauricio Macri a quien atribuyeron "falta de sentido común" ante la complicada situación económica del país.

El flamante presidente del Centro Empresarial y de Servicios de San Francisco (CES), Darío Tamagnini, indicó que "esta decisión del gobierno no cayó bien en ninguna de las entidades con las que estamos en contacto. Están todos preocupados, prendiendo las luces de alerta para ver cómo pueden paliar esta situación de pagar el bono a fin de año".

Explicó también que un informe reciente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) indica que el "60% de las pymes del país se encuentran con problemas de endeudamiento superior a lo normal. De esa cifra, un porcentaje importante seguramente no podrá afrontar el pago del bono" y aseguró que "en San Francisco posiblemente esa cifra sea menor, pero impacta".

"La ventas bajaron mucho mientras que los costos suben continuamente -añadió Tamagnini-. Esto es un granito de arena más que complica la estabilidad de las empresas".

El flamante presidente del Centro Empresarial y de Servicios de San Francisco (CES), Darío Tamagnini

En la misma línea, el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM), Roberto Maggi, señaló que "la situación que atraviesan las empresas es muy complicada. El contexto económico nos lleva a las empresas a retroceder mucho y nos genera una incertidumbre muy grande. Entonces, se hace muy cuesta arriba pagar este bono".

Maggi informó que hoy se reunirá en Buenos Aires con empresarios metalúrgicos "para hablar acerca del tema" del bono de fin de año para los trabajadores del sector privado.

 

 

 

Cargaron contra el Gobierno

"Me parece una barbaridad que el Gobierno nos tire a los empresarios el tener que pagar un bono de $5.000 a cada empleado, con la situación que estamos atravesando. El Gobierno debería pensar un poco más en cómo solucionar sus problemas y no tirarle estos problemas al empresariado", enfatizó Maggi.

A su vez, Tamagnini esgrimió: "Acá los que negocian son el Estado y los sindicatos. Pero ellos no son los que ponen el dinero, lo ponen las empresas. Las empresas grandes no tienen tantos problemas porque tienen otra espalda, pero las pymes están muy complicadas".

"Yo no digo que no se necesite, porque la realidad marca que los salarios han perdido valor adquisitivo, eso nadie lo puede negar. Lo que quiero enfatizar es que las empresas también están con problemas grandes de rentabilidad, de bajas ventas y altos impuestos", acotó el titular del CES.

"Son meses muy críticos y a eso el Gobierno le está agregando una carga más", continuó.

Por último, Tamagnini contó que desde la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) se propondrá que "una parte del monto total del bono se deduzca de las cargas sociales para que el esfuerzo no sea siempre del mismo lado sino que el Estado o los sindicatos aporten. Siempre es fácil pedir cuando a vos no te toca".

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM), Roberto Maggi




SEGUI LEYENDO...

Menu